Hogar SEGURO, consejos para prevenir un incendio


El hogar, ese lugar donde convives con quienes más amas, merece la mejor protección.

Pensando en tu mayor tesoro, tu familia, te presentamos algunos consejos prácticos favorables para prevenir accidentes. En este caso nos enfocaremos en cómo estar preparados para reducir las posibilidades de que se produzca un incendio en casa. Hay una serie de acciones que podemos poner en práctica para prevenir cualquier incidente y así proteger a quienes viven con nosotros.

En nuestro país no existe ningún organismo que ofrezca estadísticas certeras sobre la cantidad de hogares donde se producen incendios, sin embargo, sabemos que representan grandes pérdidas materiales y, en ocasiones, humanas. Es muy importante poner atención a las principales causas de incendios caseros y de esta forma tener más posibilidades de prevenirlos.

1-   Toma todas las precauciones necesarias para asegurar una correcta instalación de gas. El tiempo de vida útil de un tanque de GLP es de máximo 10 años y debe ser desechado antes de presentar deterioro o alteraciones visibles. Recientemente, un informe provisto por la Unidad de Quemados Peal F. Ort, del hospital traumatológico Ney Arias en Santo Domingo, RD, reveló que el 22% de las víctimas por accidentes en el hogar que son atendidas en el hospital, corresponde a explosiones de gas propano que se deben a la manipulación inadecuada del tanque de gas, instalaciones incorrectas u hornillas con perillas defectuosas que provocan escapes. Estas estadísticas nos permiten entender que, si tomamos más precauciones con respecto a las condiciones del tanque de gas, tenemos más posibilidades de reducir los incendios caseros que se producen por esta causa.

2-   Inspecciona las instalaciones eléctricas. Un cortocircuito puede ser otro detonante para un incendio, por eso es muy importante verificar los tomacorrientes, eliminar cables pelados o rotos.

3-   Verifica todos los electrodomésticos, procura que estos no estén en mal estado, ya que son más susceptibles a altos y bajos voltajes. Es muy importante confirmar que ningún equipo eléctrico se quede encendido, asegúrate de desconectarlos cuando ya no los estés utilizando y sobre todo cuando estés fuera de casa.

4-   Coloca en lugares seguros todos los productos inflamables como aerosol, insecticidas, productos para el cabello, etc. También es muy importante que tengas la precaución de no guardar ningún tipo de combustible dentro de la casa.

5-   Conserva las lámparas de gas o velas de repuesto alejadas de cortinas, manteles, madera o cualquier material o sustancia que pueda quemarse fácilmente. Lo recomendable es que instruyas a toda la familia sobre la forma correcta de usarlas.

6-   Los extintores son una herramienta indispensable en el hogar ya que nos pueden ayudar a la hora de que se produzca un fuego, para evitar que se propague. El modelo recomendable para el hogar es de tipo ABC. Esta categoría está clasificada de la siguiente forma: el riesgo de fuego “A” corresponde a sólidos (madera, tela, cartón, etc.), “B” líquidos (gasolina, gas, aceites, pintura) y “C” eléctricos (cualquier equipo con corriente eléctrica). Estos extintores son bastante económicos y muy fáciles de usar.

7-   Los detectores de humo son otra herramienta que tienen una alta incidencia en la prevención de incendios. Son pequeños, fáciles de instalar, funcionan a pilas y requieren un mínimo mantenimiento. El costo de la instalación de un sistema completo varía en función del tamaño de la casa y del tipo de techo que poseas. También puedes optar por dispositivos independientes que son más económicos.

Como puedes ver se tratan de medidas sencillas y fáciles de implementar. Es muy importante hacer una adecuada concienciación a los miembros del hogar para que entiendan su responsabilidad en llevarlas a cabo. Al tener normas claramente definidas ayudas a que todos en la familia comprendan que la seguridad del hogar es responsabilidad de todos.